Investigadores estudian los efectos de las Acacias en la región de Salto Grande

Un nuevo Proyecto de Investigación y Desarrollo del Grupo de Investigación en Administración Rural (GIAR) de la UTN Concordia, está trabajando sobre el control de la invasión de la especie exótica Acacia Negra, que se ha transformado en un gran problema para la conservación de espacios naturales y la producción en las últimas décadas.


La acacia negra, también llamada acacia de tres espinas o corona de cristo, cuyo nombre científico es Gleditsia triacanthos L. es un árbol nativo del norte de América, principalmente los Estados Unidos. Se introdujo en nuestro país hace más de 200 años con fines ornamentales, de cortinas y sombra. Con el paso del tiempo la especie se naturalizó en numerosos ambientes de Argentina y de otros países como Uruguay merced a sus cualidades de adaptación a distintas condiciones ecológicas, de reproducción (semilla y propágulos a partir de brotes de cepas y de raíces) y de dispersión (principalmente ganado que consume las chauchas y corrientes de agua, ya que las chauchas pueden flotar y ser transportadas por el agua), las que en su conjunto le confieren a la acacia negra una extraordinaria capacidad invasora. Esto se evidenció crudamente en las últimas décadas, actualmente se la encuentra invadiendo importantes ecosistemas naturales en varias provincias como Buenos Aires, Tucumán, Córdoba, Chaco, Santa Fe y la Mesopotamia. Entre Ríos no es la excepción, y tal como sucede en Uruguay, los bosques fluviales, los cuales constituyen uno de los ecosistemas más vulnerables al desarrollo de procesos invasivos, parecen constituirse en su ambiente
preferencial donde se ha extendido colonizando y sustituyendo al bosque nativo. No obstante, se la encuentra también invadiendo bosques nativos del centro norte (Distrito del Ñandubay).

A tal punto es problemática, que en la provincia de Entre Ríos, la Ley provincial 10.485 sancionada en 2017, declara de interés el manejo y control de esa especie y establece en uno de sus artículos, la obligatoriedad de los productores u ocupantes del predio de controlarla.

El Grupo de Investigación en Administración Rural (GIAR) en conjunto con especialistas de reconocida trayectoria, llevan adelante un Proyecto de Investigación y Desarrollo (PID) cuyo objetivo general es establecer un protocolo de prácticas de control y manejo para la región de Salto Grande.

El proyecto, homologado por UTN, ha comenzado sus actividades, instalando ensayos en los que se prueban distintos tratamientos químicos y físicos, en los que se evaluará, además de su eficacia en el control, las potenciales interacciones con el ambiente y los costos, apuntando a encontrar los métodos más adecuados, con menor impacto sobre el ambiente y la mejor relación costo-beneficio.

AGENDA 2030 DE NACIONES UNIDAS
Acción que impacta en el Objetivo de Desarrollo Sostenible  ODS 15: gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras, detener la pérdida de biodiversidad