Historia

Nuestros Orígenes

Buscando los archivos y actas fundacionales recuperamos el pasado institucional de la Unidad Académica Concordia. Los párrafos que siguen son una breve síntesis del acontecer histórico de la Institución, lo que nos permitirá comprender y valorar el presente institucional.
Ya en el año 1972, la Cámara Coordinadora del Progreso de Concordia, hizo entrega al Sr. Presidente de la Nación, un pedido para la creación de una Facultad de Ingeniería, dada la importancia de la ciudad de Concordia en el ámbito provincial y regional, atendiendo a los emprendimientos a desarrollarse en la zona.
Posteriormente el 13 de febrero de 1976 se suscribe un Acta de Intención entre el Gobierno de la Provincia, la Confederación General del Trabajo, la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande y la Universidad Tecnológica Nacional, con el objetivo de impulsar la apertura de la casa de estudios; hecho que no pudo concretarse ya que por Resolución Nº 118/76 del Ministerio de Educación se prohibió la creación de nuevas unidades académicas universitarias en todo el país.
Sin embargo, en 1981 la Comisión Pro-Facultad de Ingeniería entregó al Sr. Presidente de la Nación un pedido formal para la creación de una Unidad Académica en nuestra ciudad, pedido que fue derivado al Rectorado de la Universidad Tecnológica Nacional.
Es así que en 1982, el Sr. Rector de la UTN, Ing. Roberto R. Guillán, autorizó el funcionamiento del curso para ingreso, con posibilidad de apertura del 1er. año. Problemas presupuestarios impidieron el inicio de las actividades.
Posteriormente, siendo Rector el Ing. Juan Carlos Recalcatti, el 23 de febrero de 1984, el Consejo Superior de la UTN aprobó por Resolución Nº 4/84 la creación del Anexo Concordia dependiente de la Facultad Regional Concepción del Uruguay.
En consecuencia el 9 de abril de 1984 dieron comienzo las actividades académicas, con la colaboración ad-honorem de 16 profesionales y un coordinador, estando las tareas administrativas a cargo de los miembros de la Comisión Pro-Facultad de Ingeniería.
El 18 de marzo de 1985, por Resolución Nº 17/85 de la Regional de Concepción del Uruguay se autoriza el dictado de dos cursos de primer año del Ciclo Básico Común según el Plan de estudios vigente desde 1979.
Finalmente, el 25 de julio de 1985, por Resolución 322/85 se transforma el Anexo Concordia en Unidad Sub-Regional dependiente de la Facultad Regional de Concepción del Uruguay, siendo Director Fundador el Ing. José F. Bourrén Meyer, dictándose las carreras de Ingeniería Electromecánica e Ingeniería en Construcciones.
Posteriormente, en el año 1986, a través de la Resolución Nº 110/86 del Consejo Superior se reemplaza da carrera de Ingeniería Electromecánica por Ingeniería Eléctrica visto la conveniencia de no dictar iguales carreras en unidades académicas vecinas y teniendo en cuenta el potencial de ingenieros electricistas instalados en la zona como consecuencia del funcionamiento de la Represa de Salto Grande.
A partir del año 1987 el Coro Estable de Concordia pasó a formar parte de nuestra Casa de Estudios, recibiendo su Director una dedicación docente para tal efecto. El desempeño del Coro fue un orgullo para la comunidad tecnológica, realizando giras por el país y el exterior. Al cabo de unos ocho años de actuación permanente, y por problemas mayormente presupuestarios, debió dejarse de lado esta significativa actividad.
Asimismo en el año 1988 a través de la Resolución Nº 34/88 del Consejo Superior Universitario (CSU), y por similares motivos, se reemplaza la carrera de Ingeniería en Construcciones por la carrera de Ingeniería en Vías de Comunicación.
Los primeros años fueron difíciles y si bien no se contaba con un presupuesto asignado por el Rectorado, el esfuerzo realizado, tanto por la Comisión de Apoyo Permanente como por los docentes que dictaban sus clases en forma “ad-honorem”, posibilitó continuar con éxito la gestión iniciada en un periodo de total desestabilización socio-económica del país. En el año 1988 el CSU aprueba el primer presupuesto para el funcionamiento de la entonces Sub Regional Concordia dependiente de la Facultad Regional de Concepción del Uruguay.
Durante el año 1988 se comienza a equipar el Laboratorio de Geotecnia (Laboratorio de Suelos) como necesidad para el desarrollo de los trabajos prácticos académicos de los alumnos.
A su vez, en el año 1991 se hizo realidad la construcción del laboratorio de Alta Tensión (LAT) gracias al aporte recibido por la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande que donó gran parte del equipamiento instalado.
La actividad por entonces era básicamente DOCENCIA. Se realizaban muchas actividades prácticas como consecuencia de la puesta en marcha de la represa generadora de electricidad de Salto Grande; no había trabajos de investigación y las tareas de extensión universitaria eran principalmente culturales.
En el año 1991 y después de grandes dificultades para conseguir docentes en algunas de las asignaturas específicas de ambas carreras, surge el primer graduado en Ingeniería Eléctrica, y en el año 1993 el primero en Ingeniería en Vías de Comunicación.
En el año 1993, se concretan también los primeros concursos públicos de antecedentes y oposición para ocupar cargos de profesor con dedicación simple en tres cátedras de Ingeniería Eléctrica y Vías de Comunicación. También se realiza la primer Colación de Grados en la cual reciben sus diplomas séis graduados de Ingeniería Eléctrica.
En 1995, por Ordenanza N° 769 del CSU se reemplaza la carrera de Ingeniería en Vías de Comunicación por Ingeniería Civil (con Orientación en Vías de Comunicación), con el consenso de directivos, docentes y alumnos en virtud de incrementar las incumbencias del título.
En el año 1996 se implementa en la Unidad Académica la carrera de Licenciatura en Administración Rural, aprobada por el CSU por Ordenanza N° 761, especialidad que tuvo gran aceptación en nuestra zona en razón de que su principal actividad económica está estrechamente vinculada con la producción agropecuaria.
Durante el año 1997 se comenzaron a desarrollar las primeras actividades teatrales en nuestra Casa de Estudios, las cuales contaron con un gran número de participantes e invitados que llevaron adelante diversas obras y muestras que congregaron una importante cantidad de público. Lamentablemente problemas presupuestarios y de espacio edilicio hicieron imposible continuar con esta disciplina.
En el año 1999 y como consecuencia de una necesidad de normalizar la institución, se realizan las primeras elecciones de consejeros por cada uno de los claustros y se eligen las nuevas autoridades. En la oportunidad se realiza la Primer Asamblea Universitaria de la Unidad Académica siendo electo como Director el Ing. Oscar Amado Gerard, que se hace cargo de la institución en Noviembre de 1999.
Durante todo el año 1999 se efectivizaron concursos ordinarios en 24 cátedras de ambas carreras de Ingeniería, con el objetivo de apuntar a la creación de los Consejos Departamentales de carrera.
Ya en junio de 2001 pudieron finalmente concretarse las primeras elecciones de claustros para constituír los Departamentos de Enseñanza, de Ingeniería Civil, Eléctrica y de Ciencias Básicas. Este fue otro paso significativo que dio la Unidad Académica con vistas a lograr, a futuro, el tan ansiado paso a su regionalización.
Pudo finalmente constituírse el primer Consejo Académico de la Unidad, el que marcó pautas claras de funcionamiento para el desarrollo de las tareas de gobierno, las cuales se implementaron democráticamente desde la estructura directiva para lograr cristalizar los objetivos planteados.
Paralelamente durante el año 2001 la universidad argentina comenzó a prepararse para los procesos de acreditación de carreras. En este marco la Unidad Académica Concordia participó en todas las actividades preparatorias, por cuanto siempre se entendió a este proceso como una conjunción de autoevaluación y de evaluación externa donde se manifiesten las fortalezas y debilidades de las carreras con el único propósito de tender a su permanente mejoramiento académico.
En este sentido y durante los años 2003 y 2004 ambas carreras de ingeniería fueron sometidas al proceso de acreditación, el que fue llevado a cabo por la CONEAU y que culminó finalmente con la Acreditación de la Carrera de Ingeniería Eléctrica (Res.157/05) y de Ingeniería Civil (Res.156/05), ambas por un período de 3 años.
Sin duda este logro, de gran significación para la Unidad Académica, constituyó un fortalecimiento para toda la comunidad de la Casa de Estudios, la que además recibió un relevante reconocimiento desde las instituciones locales y de la zona de influencia.
En el año 2002 se implementa por primera vez el ciclo de Licenciatura en Tecnología Educativa, con el propósito de ofrecer a los profesores con título terciario la posibilidad de obtener la capacitación equivalente al título de grado universitario.
Paralelamente al proceso de acreditación, el 16 de setiembre de 2003 se efectúa la Segunda Asamblea Universitaria de la Unidad Académica con el objetivo de la elección de un nuevo Director, siendo electo en la oportunidad el Ing. José Jorge Penco, quien se desempeñaba hasta entonces como Director del Departamento de Ingeniería Eléctrica.
El desarrollo tecnológico de esos últimos años, junto con la incorporación de recursos humanos capacitados, permitió que por primera vez se pusiera en línea la página web de la Unidad Académica, cubriendo a través de Internet una mayor área de cobertura para la difusión de las actividades institucionales, académicas y de servicio de sus laboratorios.
En el año 2003 se pone en marcha por primera vez la carrera Tecnicatura Superior en Programación, que reunión una gran cantidad de inscriptos por cuanto se trataba de una carrera con rápida salida laboral y de amplia inserción en nuestro medio. Su dictado posibilitó además poder actualizar el Laboratorio de Informática de la Unidad Académica, hecho que redundó asimismo en una significativa mejora para el desarrollo de las actividades de las carreras de grado.
Se destaca también que durante el año 2004 se implementa por primera vez una carrera de especialización de posgrado en la Unidad Académica. Se trató de la Especialización en Ingeniería Ambiental, aprobada por el Consejo Superior de la Universidad y que congregó una gran cantidad de docentes de la casa como así también de otras universidades y empresas de la ciudad.
En la Asamblea Universitaria realizada los días 19 y 20 de diciembre de 2005 se aprueba la transformación de la Unidad Académica en la actual Facultad Regional Concordia de la Universidad, dando lugar a la finalización de un largo proceso de regionalización que toda la comunidad de la casa de estudios perseguía desde sus comienzos.
De esta forma queda definitivamente conformada, tanto administrativamente como académicamente la facultad número 24 de la Universidad Tecnológica Nacional.